5 aceites esenciales más relajantes

5 aceites esenciales más relajantes

Los aceites esenciales tienen una gran variedad de olores que son capaces de mejorar varios aspectos de nuestro cuerpo como lo es la piel, el estado de ánimo, las inflamaciones e irritaciones. Sus diversas propiedades se convierten en productos imprescindibles.

Una de estas propiedades, es la relajación, que se puede experimentar por el uso de aceites esenciales. Al usarlos se genera una cascada de neurotransmisores que benefician la concentración, la relajación y aumenta la sensación de paz.

Por medio del olfato se producen estos estímulos que regular nuestro estado emocional e impacta de forma positiva al sistema nervioso.

¿Cómo se utilizan los aceites esenciales?

Su composición química ofrece excelentes beneficios terapéuticos, físico y psicológicos.  A través de dos formas las personas pueden disfrutar de sus propiedades.

Aplicación tópica

Antes de aplicar un aceite por vía tópica, se debe diluir con otros aceites portadores como el aceite de albaricoque, de jojoba o de almendras, al aplicarlo directamente sobre la piel, se puede presentar irritación y sensibilidad.

Cuando lo diluyes en la dosificación correcta, puede llegar a hidratar y nutrir profundamente sin sensación de grasa y si se aplica en forma de masaje, puede estimular la microcirculación, favoreciendo la desaparición de celulitis, mejorando la elasticidad y firmeza de la piel.

Inhalación

Si tus aceites tienen el cuidado necesario, pueden aportar asombrosos beneficios terapéuticos, puesto que las moléculas de estos aceites se encargan de generar relajación.

Te compartimos los 5 aceites esenciales más relajantes que puedes utilizar para dormir, reducir es estrés y también como relajante muscular.

 5 aceites esenciales

Aceite esencial de lavanda

Tiene propiedades calmantes, relajantes y equilibrantes. También, relaja músculos y es una excelente opción en casos de estados de ansiedad y estrés.

Para el caso de las pieles irritadas, con acné y con tendencia a alergias, posee buena tolerancia por sus propiedades antimicrobiales.

Aceite esencial de Melisa

Tiene capacidad de estimular sentimientos que ayudan a mejorar el estado de ánimo de forma tópica o por inhalación.

Tiene un aroma fresco y dulce. Sus propiedades lo convierten en un cicatrizante, antiviral y sedante. También se usa en caso de herpes, varices, caspa, eczemas, picaduras de insectos, etc.

Aceite esencial de romero

Estimula el cerebro y los sentidos, haciendo posible la relajación mental para ayudar a aliviar el estrés y la ansiedad.

Aceite esencial de alcanfor

Esta esencia se extrae directamente desde la corteza del árbol alcanforero. Se caracteriza por ser un aceite cristalino y ceroso.

Se usa más que todo como bálsamo. Su efecto es relajante, antiséptico y antiespasmódico lo que lo hace muy recomendable para las tensiones musculares.

Aceite esencial de gaulteria

Se obtiene a través de un proceso de extracción al CO2, que permite que actúe como un relajante muscular y en caso de artritis, provoca una mejor circulación sanguínea.

 

Comentarios 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con