El comportamiento del consumidor en las Redes Sociales

El comportamiento del consumidor en las Redes Sociales

La mejor manera de conocer el comportamiento del consumidor en Redes Sociales son las propias plataformas. Gracias a estas, podemos interactuar con nuestros clientes, conocer a fondo sus expectativas, qué es lo que esperan de nosotros y qué es lo que les produce un mayor rechazo. Cabe destacar que vivimos en una época de YouTubers, Instagramers y más contenido generado por el usuario, donde el impacto de las redes sociales se refleja cuando encontramos a los consumidores compartiendo e intercambiando opiniones entre ellos y/o con las marcas, o dando likes, reaccionado o posteando comentarios sobre su marca favorita.

Para nadie es un secreto que las tendencias van cambiando, así como las características y los comportamientos de los clientes, lo que hace difícil es la búsqueda por destacar en las empresas mantengan las mismas estrategias durante periodos muy largos. Por eso conocer los tipos de consumidores que existen dentro del mercado puede ayudar a las marcas a acercarse más a ellos y crear lazos que fomenten las relaciones más duraderas.

Asimismo, las empresas se han dado cuenta del valor de las redes sociales, para monitorear sobre todo el ciclo de vida de compra de una persona. Por otra parte, el empleo de redes sociales como fuente de información para sus decisiones de compra es ya común denominador entre los consumidores. Estas favorecen el flujo de experiencias entre estos, ya que promueven corrientes de simpatía o antipatía hacia productos, servicios y empresas.

Continúa leyendo y descubre cuáles son sus principales características, cómo se comportan en el mercado y cómo puedes atraerlos hacia tu negocio.

¿Las redes sociales influyen en el consumidor?

Recientes estudios de mercado dejan constancia de que un 78% de los consumidores tienen en cuenta la actividad social media de las marcas y una mayoría se reconocen predispuestos a efectuar adquisiciones de productos sobre los que las redes arrojan opiniones favorables. Sin embargo, no se descifra el mecanismo mediante el cual aquellas gobiernan los comportamientos globales del consumidor.

Así pues, el elemento diana del mensaje publicitario ha dejado de ser el individuo aislado y ha pasado a ser la comunidad. Ello implica un giro en la orientación de las campañas de marketing canalizadas mediante redes sociales y, respecto a la redacción de contenidos, deja en segundo plano los postulados del posicionamiento SEO.

¿Qué Importancia tienen los Consumidores en Redes Sociales?

    Según datos de Friendz, la influencia de las redes sociales entre los consumidores ha aumentado este último año un 29%. Los usuarios no sólo usan la información que encuentran en ellas, sino que además confían en otros elementos, como las opiniones. De hecho, resulta habitual que un usuario comparta en las redes sociales su buena experiencia con una marca o su logro personal gracias a un determinado producto, siendo estas publicaciones las que más influencia ejercen en el comportamiento final del consumidor.

Debido a todo lo descrito anteriormente, las redes sociales son empleadas como una herramienta con la que generar credibilidad y para crear las bases de una imagen de marca concreta. Y, aunque es obvio que estas ayudan, no pueden ser tomadas con una herramienta “todopoderosa”. Estas ayudan a ser más auténticos y creíbles, dando más valía a los mensajes, aunque no todo lo que se dice en este entorno se ve del mismo modo.

Los usuarios no sólo usan la información que encuentran por las redes sociales, sino que además confían en otros elementos que encuentran por ellas, como las opiniones. Un 70% de los usuarios de redes sociales leen antes de comprar opiniones por Internet. El 85% reconoce que esas opiniones son decisivas en el proceso de compra de una marca. Mientras que el 38% de los usuarios reconocen que leen opiniones en el mismo momento de compra, por lo que no indagan demasiado y el resultado es decisivo.

No se puede negar la importancia que han adquirido las Redes Sociales como parte de un plan o estrategia de Marketing Digital. Los usuarios prefieren utilizar las Redes Sociales para compartir temas personales y para compartir experiencias con los demás acerca de los productos y servicios que han adquirido. También se puede decir que el marketing y la publicidad a la hora de lanzar prendas y productos al mercado no se asemeja a la de hace tan solo unas décadas, y son, actualmente, muchas las empresas que recurren a las redes sociales para promocionar y realizar ventas derivadas de Internet. Por otra parte, los consumidores de hoy en día, tienden a guiarse, en cierta medida, por las redes sociales a la hora de tomar decisiones sobre compra de productos.

Dicho de otro modo, las redes sociales ayudan a las empresas a comprender los intereses y motivaciones de los usuarios, y de ese modo, son capaces de influir en mayor medida en el comportamiento final de los consumidores. En conclusión, las marcas que no cuentan con una estrategia de marketing en Redes Sociales están fuera de la visión de los consumidores. Poco a poco, esas empresas que no interactúan en las Redes Sociales están quedando ignoradas por los consumidores y desaprovechando importantes recursos para lograr sus objetivos comerciales.

Así evoluciona el crecimiento de los consumidores con las redes sociales

Los dueños de un negocio y aquellos que trabajan muy de cerca para lograr su éxito, saben que es todo un desafío entender lo que el mercado demanda. Cabe destacar que la relación de los consumidores con las redes sociales es muy buena, cercana. Este debe ser el objetivo de todas las marcas que desarrollen estrategias de social media.

En esta ocasión queremos mostrarte cómo ha sido la evolución del consumidor con el avance de los años y la tecnología. Asimismo, después de hacer un estudio de mercado que respalde decisiones por parte de la marca, probablemente uno de los resultados sea que el producto que están demandando no está estrictamente relacionado con la necesidad que buscan satisfacer. Cuando eso ocurre llega el momento de analizar el comportamiento del consumidor, porque en varios casos lo que dicen querer no es lo mismo que realmente necesitan.

Finalmente, las redes sociales se han utilizado hasta ahora con fines comerciales. Su única función era comunicarse con los clientes y promover nuevos productos y servicios. Debido a que existe una conexión directa entre la comunicación y la promoción, las redes sociales se integraron rápido en este ecosistema como un medio de comunicación más. Pero el crecimiento masivo del uso de las redes sociales afecta al comportamiento del consumidor.

Saber cuáles son los tipos de consumidores con los que interactúa tu marca es el punto clave para crear una estrategia de marketing efectiva. La forma más fácil de captar la atención del público objetivo es identificar a qué tipo de consumidor pertenece. Está claro que no es lo mismo tratar con uno impulsivo que uno escéptico, o con uno práctico que uno indeciso.

Cuanta mayor información tenga una empresa de un cliente, más rentable es ese conocimiento, ya que esto ayudará a satisfacer sus exigencias y lograr que se fidelice con sus productos.  A continuación, verás la clasificación de consumidores. Seguro que mientras lees este artículo, comenzarás a pensar en los clientes que ya conoces:

  1. Consumidor impulsivo.
  2. Consumidor escéptico.
  3. Consumidor optimista.
  4. Consumidor tradicional.
  5. Consumidor emocional.
  6. Consumidor práctico.
  7. Consumidor activo.
  8. Consumidor indeciso.
  9. Consumidor buscador de experiencias.
  10. Consumidor buscador de ofertas.

¿Qué esperar del consumidor del futuro?

Si el consumidor 4.0 requiere muchos cambios en el trabajo que realizan muchas empresas, ¿qué dirías de un consumidor 5.0? Ya existen algunos artículos señalando las posibles particularidades de los clientes del futuro, aunque todavía no tenemos una dirección muy clara sobre el tema.

Cabe destacar que el ejercicio de pensamiento es válido porque si hay algo que realmente podemos decir es que el mundo seguirá cambiando. En conclusión, los intervalos entre los grandes cambios en el mercado y en el marketing son cada vez más cortos y quizás esta sea la lección más importante que las empresas deben comprender: ¡no hay línea de meta! Si la sociedad, la economía, la tecnología y el comportamiento del consumidor digital cambian constantemente, tu empresa también debe adoptar un ritmo de cambio.

Comments 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con